El objetivo del romaneo es conocer y registrar el peso neto de la mercancía que será transportada en los vehículos de carga.  Para ello, se realiza el pesaje del vehículo antes (destare) y después de que el producto sea acomodado dentro de la caja. En Frigoríficos Santander manejamos la tonelada métrica como unidad física para efecto de cobro.